Comprar casa en plena pandemia puede ser una buena idea


Julio 7 de 2020

Dicen que la buena suerte se le presenta a aquellos que se atreven a seguir caminos diferentes. Con la llegada del 2020 y su Covid-19, es imposible no reconocer que nuestras vidas han cambiado a profundidad y que no sabemos hasta cuando durará este cambio, o si evolucionaremos a una especie de nuevo orden. 

Es por eso por lo que la decisión de comprar una vivienda en este momento ya sea para inversión o para habitar, es una que merece que tengamos en cuenta todos los aspectos.

Comprar casa (en este momento) no es para todo el mundo

Es para el que, después de un asesoramiento intensivo de su situación, determine que puede hacerlo sin afectar sus finanzas diarias, su liquidez y el bienestar propio y de su familia. La compra de vivienda sigue, hoy, siendo una excelente inversión a mediano y largo plazo. Bolsas y economías de países enteros se mantienen volátiles, por lo que los bienes raíces son terreno relativamente seguro.

A partir de marzo el valor de las propiedades se ha mantenido bajo, con algunos repuntes aislados por circunstancias fortuitas, (algunos llaman a esto corrección de precio, pues el valor de las viviendas en ciudades como CDMX había crecido de forma vertiginosa desde 2013). Los portales de compra de vivienda por internet registran de forma más visual la baja de precio que ha habido. Múltiples propiedades han rebajado sus precios o hacen promociones del tipo “pagamos tu mudanza”. Algunas constructoras se han “reinventado” y ofrecen tours virtuales y descuentos de cientos de miles, junto con otras promociones; es claro que las constructoras han sido de las primeras afectadas por la pandemia.

Todo esto se integra para formar una gran flecha de Neón que parece decir “compra ya”. Si has estado esperando a una buena oportunidad para comprar casa (buenos precios, bajos intereses, promociones), esa oportunidad ha llegado. Te digo por qué.

1. La caída en la demanda de vivienda bajará los precios

Tal vez sea una frase confusa: significa que las personas estarán buscando menos vivienda para compra, por diferentes razones, y esto hará que constructoras y vendedores independientes bajen sus precios, para adaptarse.

Antes de la entrada del Covid-19 y del “aislamiento social”, la construcción en las ciudades estaba floreciendo, tal vez demasiado. Solo en la CDMX se veían proyectos de construcción en preventa en todas las calles. Los créditos y financiamientos de estas construcciones no cesan, es decir, sus obligaciones con los bancos continúan (así como las de todos los demás), y para cubrirlos necesitarán vender, así obtengan márgenes de ganancia menores a los que esperaban. Esto quiere decir que es probable que ahora encontremos precios atractivos para compra de vivienda. 

Por el lado de los bancos, lo que menos querrán será una cartera llena de morosos, por lo que es posible y probable que refinancien sus deudas con constructoras. Lo esperado es que le den ventaja a los proyectos casi terminados, que tengan más probabilidad de terminarse y de venderse en su totalidad. 

Esto es buena noticia para ti, que buscas comprar casa, porque podrás comprar una vivienda ya terminada o cerca a terminarse, lo cual te ahorrará dolores de cabeza.

Un consejo: antes de comprar, por más atractivo que sea el precio, revisa siempre la ubicación, el acceso a los servicios públicos, entre otros aspectos que no debes olvidar.

2. Porque, históricamente, la vivienda siempre gana valor

Las crisis no son nuevas. Gracias a que no lo son, economistas, inversionistas y expertos han podido darse a la tarea de investigar su comportamiento, la frecuencia con la que ocurren, sus signos de alerta y los cambios que producen en los consumidores.

La curva de rendimiento invertida que anuncia la recesión o la caída de divisas en países emergentes es uno de estos resultados. En 2019, algunos expertos ya anunciaban una recesión, el Covid-19 solo vino a empeorarla. 

Es posible que la inestabilidad económica te esté disuadiendo de la compra de tu casa, pero el mejor antídoto contra la duda ya está inventado y se llama “Políticas contra cíclicas”.

Se han desarrollado para guiar a los inversionistas y jefes de cartera y de hacienda cuando las crisis económicas afectan los países. Las políticas contra cíclicas se emplean para prevenir las crisis y saber cómo y cuándo se podrán solucionar.

Es por eso por lo que a los economistas no les sorprende un poco de alternancia entre vacas gordas y vacas flacas. El 2020 será un año de vacas flacas, pero esto hará que el país otorgue estímulos a aquellos dispuestos a gastar (a ti, que quieres comprar vivienda), y esto contará con el apoyo de aquellos que quieran venderte, quienes se apresurarán a sacar de la manga sus mejores descuentos y promociones.

3. Porque las tasas están en el mínimo de los últimos cuatro años

Las tasas para crédito y, para lo que nos interesa, hipoteca, han venido bajando desde marzo y ahora están en el punto más bajo de los últimos cuatro años. El Banco Central, es decir el banco que le presta a todos los otros bancos, bajó su tasa de interés de intervención.

“La Junta de Gobierno del #BancodeMéxico decidió por unanimidad disminuir la Tasa de Interés Interbancaria a 1 día en 50 puntos base a un nivel de 6%."

Debido a esto, tu banco podrá prestarte a una tasa más baja. Además, el mercado de vivienda será uno de los más beneficiados, pues los bancos privilegian los créditos que se otorgan contra un colateral real, es decir, contra un bien que los respalde.

4. Porque los bancos están ofreciendo condiciones que difícilmente se repetirán

Los bancos son los primeros interesados en mostrar su solidez y su solvencia; pero una cartera morosa abultada y una baja colocación de crédito hipotecario no les ayuda con esto. 

Por eso sabemos que cualquier banco va a estar más que dispuesto a otorgar nuevos créditos hipotecarios, y para volverlos más atractivos hará su pago más fácil. Esta información también te sirve si lo que quieres es refinanciar tu hipoteca actual: ahora es cuando.

Para medir si un banco es una empresa sólida, se utilizan muchos indicadores, pero uno de los más importantes es su colocación de créditos y su tasa de morosidad.

En Bancompara hemos recibido cientos de solicitudes para refinanciamiento, pues las nuevas tasas de interés son difíciles de ignorar.

5. Porque las circunstancias en cuanto a crédito hipotecario están, ahora, a tu favor

Los precios de la vivienda van a cambiar de acuerdo con el mercado. Muchas personas han visto sus ingresos anulados o reducidos, esto hará que la compra de casa se maneje con cautela. 

Sin embargo, si tu intención pre-pandemia era comprar una vivienda para inversión o para habitar y tienes el enganche y tus ingresos asegurados, este es el momento de comprar barato para después vender caro o, lo que es lo mismo, hacer una buena inversión.

Otras crisis nos dan una pista de lo que vendrá: tanto en la crisis hipotecaria del 2008 en estados Unidos, y antes, en la crisis de las .COM en 2002, las propiedades bajaron su precio, y años después (una década, al menos) se recuperaron y aumentaron su valor.

Cómo seleccionar tu inmueble

Si ya te convenciste y te vas a aventurar a comprar una vivienda, ten en cuenta estos consejos, pues se prevé que los efectos de la crisis se extiendan al menos tres años y es importante que hagas una excelente elección.

¡Tómate el tiempo para escoger!

  • Escoge inmuebles terminados o cercanos a terminar. Te ahorrarás problemas con los plazos de entrega y los detalles de la construcción que se ven diferentes sobre planos. Hazlo a no ser que tengas años para esperar la entrega.

  • Reconsidera la ubicación. Las necesidades de las personas están cambiando. Los espacios de oficinas se están reinventando. Muchas empresas se verán obligadas a volver la oficina en casa algo permanente. Los patrones de transporte probablemente cambiarán. Ten todo esto en cuenta. 

  • No temas pasar tu oferta. Arriésgate y haz tu propuesta al propietario; las circunstancias actuales harán que las personas consideren ofertas por debajo de lista. Otros estarán buscando liquidez inmediata. Si obtienes una contrapropuesta, ya habrás avanzado un paso.

  • Piensa a largo plazo. La compra de vivienda, si la vas a ver como inversión, debe hacerse a largo plazo, una o dos décadas es lo recomendado, así que ocúpate de ver todo lo que afectará a tu propiedad. Investiga la plusvalía de la zona, ¿en qué se convertirá en diez años? ¿Harán fábricas a su alrededor? ¿Estarán construyendo durante los primeros años al lado, pero luego la zona florecerá? ¿El tráfico mejorará o empeorará? ¿Cómo es la seguridad?fuente. https://www.entrepreneur.com/

E

IBC BROKERS INTERNACIONAL.
IBC BROKERS INTERNACIONAL. Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2020 ibcbrokersmx.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js